Asociación Gallega de la Empresa Familiar | La profesionalización, pieza clave en la continuidad empresarial
2255
post-template-default,single,single-post,postid-2255,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive

La profesionalización, pieza clave en la continuidad empresarial Los nuevos retos para la alta dirección de las compañías centraron el II Foro del Consejero

15 Oct La profesionalización, pieza clave en la continuidad empresarial Los nuevos retos para la alta dirección de las compañías centraron el II Foro del Consejero

15 de octubre de 2019. La captación de talento y la profesionalización en las empresas familiares para la formación de un buen gobierno corporativo es una de las piezas clave para asegurar la continuidad de las compañías, lo que lo convierte en una ventaja competitiva. Así se puso de manifiesto hoy en el III Foro del Consejero centrado en Nuevos retos para la alta dirección de las compañías, que tuvo lugar en Santiago de Compostela bajo la organización de la Asociación Gallega de la Empresa Familiar y la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), con la colaboración de Banco Santander.

“La captación de talento fuera de la familia es imprescindible para asegurar la supervivencia de la empresa familiar. Por ello, apostar por la formación es fundamental y la llegada de altos directivos favorece la existencia de un plan estratégico, tan importante dentro de las compañías”, señaló el presidente de la Asociación Gallega de la Empresa Familiar, Víctor Nogueira, quien también destacó la importancia de contar con un sistema fiscal competitivo.

El foro abordó la importancia de la capacidad de gestionar los riesgos en un entorno socioeconómico cambiante e incierto. Pilar Zulueta, consejera independiente de Grupo Masmóvil y de Everis NTT Data, subrayó la necesidad de combinar el liderazgo y las competencias con la incorporación de tendencias, tecnología y la gestión de los datos, que calificó como el nuevo petróleo, así como de contar con un buen código de gobierno corporativo.

El ex fiscal general del Estado y of counsel de Garrigues Eduardo Torres-Dulce incidió en la importancia de que las empresas familiares cuenten con un horizonte de responsabilidad corporativa en materia de igualdad, sostenibilidad o lucha contra la corrupción, así como de fijar un mapa de riesgos, tras la entrada en vigor en 2010 de la responsabilidad penal de las personas jurídicas y corporate compliance.

Sobre las buenas prácticas de gobierno corporativo reflexionaron Elena Rivo, subdirectora de la Cátedra de la Empresa Familiar y comisionada de coordinación institucional de la Universidad de Vigo, quien destacó la necesidad de una buena comunicación en la empresa familiar y puso como ejemplo la transmisión de información entre el consejo de administración y la familia; Teresa Mariño, consejera independiente y presidenta del comité de auditoría de Altia, que puso en valor la capacidad de transmitir la estrategia de la compañía a todas las personas que la integran; y Juan Francisco Amil, director general adjunto de Emalcsa, que puso el acento en la disección entre el consejo de familia y el consejo de administración y la importancia de contar con una responsabilidad social corporativa clara.